FINANZAS Y BANCA EN BOLIVIA

30 abril 2016

Los Pozos - Impuestos Nacionales Gremiales fueron inscritos al padrón

Gremialistas de tres asociaciones del mercado Los Pozos, fueron inscritos al padrón de contribuyentes, la actividad la realizó el Servicio de Impuestos Nacionales (SIN). La Administración Tributaria desplazó las denominadas Plataformas Móviles, para que los contribuyentes de la “Asociación El Porvenir”, “11 de Diciembre” y “26 de Noviembre” registren sus actividades económicas y recaben el Número de Identificación Tributaria (NIT), requisitos que permitirán a los interesados desarrollar sus actividades en el Régimen Tributario Simplificado, en apego a la ley. En la oportunidad, las y los asociados a estos centros comerciales también recibieron información y asistencia en temas tributarios. El registro de gremialistas se realizó “in situ”, en coordinación con los dirigentes de las diferentes asociaciones.

Manufactura, construcción, agricultura y ganadería con mayor crédito

Manufactura, construcción, agricultura y ganadería, concentran mayor parte de los créditos productivos, según la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero. Santa Cruz es el principal destino de los recursos, seguido por La Paz y Cochabamba.

De acuerdo a ASFI, el crédito productivo alcanzó a febrero de la presente gestión a 42.734 millones de bolivianos. La industria manufacturera accedió a un monto de 18.387 millones de bolivianos, mientras que la construcción requirió 9.896 millones y la agricultura y ganadería 9.629 millones de bolivianos.

El turismo obtuvo un financiamiento de 2.951 millones de bolivianos y la producción y distribución de energía eléctrica y gas 1.016 millones.

En la cartera de crédito otorgada a las unidades económicas por tipo de crédito, destaca el empresarial y luego el microcrédito y luego está el PyME, a febrero de la presente gestión, y similar situación se presenta en 2015.

Unidades económicas

La ASFI informa que a febrero de 2016 las unidades económicas recibieron créditos por valor de 76.493 millones de bolivianos, que suman 66 por ciento del total, frente a los destinados para los hogares (consumo y vivienda), que representa 38.940 millones dólares.

Crédito

El monto del crédito hasta febrero alcanzó a 115.432 millones de bolivianos, superior a lo registrado a diciembre del 2015.

Asimismo, los datos muestran que en los microcréditos y PyME, crece el de turismo, a comparación con el empresarial, que más destina la industria manufacturera.

Los datos muestran que el crédito mantiene su tendencia ascendente, pero enfrentará obstáculos en la presente gestión, debido a la desaceleración del crecimiento que vive el país, desde el 2015.

El desafío del sistema financiero, en 2016, será colocar los porcentajes de créditos productivos como estipula la norma; pero también y señalaron que solicitarán a las autoridades correspondientes flexibilzar el porcentaje.

29 abril 2016

Organismos prevén que PIB de Bolivia crezca hasta 3,8 %

Según estimaciones de la CAF, la OCDE y la Cepal, el PIB de Bolivia crecerá de 3,5 a 3,8 por ciento entre 2015 y 2019, de acuerdo al informe “Perspectivas Económicas de América Latina 2016: hacia una nueva asociación con China”, presentado en La Paz. El ministro de Economía, Luis Arce, discrepó con la previsión y dijo que no se toma en cuenta el escenario adverso.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), CAF-banco de desarrollo de América Latina y el Centro de Desarrollo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) prevén que en ese periodo la economía boliviana crezca entre 3,5 y 3,8 por ciento.

En el estudio presentado ayer en el auditorio de CAF, los tres organismos presentaron un análisis de una serie de elementos que afectarán de forma directa al crecimiento regional, en el entendido de que la desaceleración del llamado “gigante asiático” y la caída en el precio de las materias primas incidirá de manera directa en los países emergentes, principalmente a los que dependen de sus recursos naturales.

La directora de Estudios Macroeconómicos de CAF, Adriana Arreaza, durante su exposición afirmó que la economía en la región comenzó a desacelerarse en 2011 por lo que las tasas de crecimiento están muy por debajo de las de la década anterior que rondaron el 5 por ciento, a excepción de algunos países.

Afirmó que para este año el pronóstico es poco alentador porque el crecimiento será a tasas más modestas de lo que se preveía, acordes con lo que sucede con el mundo. Explicó que esto es lo que se denomina “la nueva normalidad y cambio en las condiciones externas”, que si bien en su momento permitieron el crecimiento de la región ahora propician su desaceleración.

Entre otros hechos que afectan al crecimiento está la relatividad en los mercados internacionales debido a que los flujos financieros se hacen cada vez más escasos y también más volátiles, además de que las condiciones de financiamiento son cada vez más restrictivas.

Fin del “superciclo”

De acuerdo con el estudio, los países exportadores de materias primas que aumentaron su exposición a China durante la pasada década, sufrieron una notable contracción de sus términos de intercambio lo que ha perjudicado a la actividad desde 2012, reduciendo tanto el poder adquisitivo de las exportaciones como la inversión en los sectores de materias primas.

Sostiene que llegó el fin del denominado “superciclo de las commodities” que golpea de forma particular a los exportadores sudamericanos de minerales y petróleo. Los precios de las materias primas, hasta 2012 aproximadamente, tuvieron un crecimiento acelerado y comenzaron a caer cuando la economía globalizada empezó a desacelerarse.

En el caso de los hidrocarburos, que afecta a economías como las de Bolivia, Venezuela y Ecuador, la caída inició a mediados de 2014 y la combinación de una demanda global un poco más débil y una sobreoferta incidirá en su crecimiento, señaló Arreaza.



ARCE DICE QUE BOLIVIA YA TRAZÓ PLANES EN FUNCIÓN A LAS NUEVAS PERSPECTIVAS

Gobierno insiste en efectividad de su fórmula

Ante las perspectivas presentadas, el ministro de Economía, Luis Arce, presente en el evento, señaló que la fórmula que está aplicando Bolivia en su economía que consiste en fomentar la demanda interna ha logrado que el país muestre un crecimiento expectable e incluso que supere los pronósticos de organismos financieros internacionales.

Aunque las previsiones son poco alentadoras, no sólo para el país sino para la región en su conjunto, el Gobierno y el Banco Central de Bolivia (BCB) proyectan un crecimiento de entre 4,5 y 5 por ciento para este año.

En cuanto a la relación que tiene China con la región, Juan Vázquez del Centro de Desarrollo de la OCDE, dijo que se debe cambiar la relación comercial de venta de materias primas a ese país y comenzar a prepararse para años posteriores en los que el gigante asiático pretende elevar su demanda, acorde con la agenda que pretende implementar para mantener el liderazgo en la economía mundial.

Según las proyecciones de la OCDE, CAF y la Cepal, para 2030 las exportaciones promedio, tanto de metales como de combustibles fósiles, podrían caer del 16 por ciento en la década del 2000 a un 4 por ciento y las de productos alimenticios del 12 al 3 por ciento.

Sin embargo, dijo, la recomposición del consumo chino abrirá nuevas perspectivas para las exportaciones latinoamericanas, los servicios y el turismo.

Ante este proceso, el estudio sostiene que los países de América Latina deberán modernizar su sector agrícola así como los servicios intensivos en conocimiento y tecnología para mejorar la participación de la región en la cadena global de valor.

Al respecto, Arce dijo que Bolivia ha estado trabajando en función a estas nuevas perspectivas y puso como ejemplo el fortalecimiento y expansión de su frontera agrícola y la inversión que hace en la generación de energía eléctrica.

“Hemos estado trabajando en dos aspectos en los que debería especializarse: en producción de energía y de alimentos. Creemos que no nos hemos equivocado en los dos elementos, estamos trabajando. Cuesta que un país como el nuestro que no ha tenido una capacidad productiva arranque”, dijo.

Sin embargo, reconoció que Bolivia debe invertir en logística, infraestructura y tecnología; pero que además el proceso de desarrollo que busca Bolivia tiene que estar acompañado por el apoyo de la inversión privada boliviana.

Twitter / Bolsa_BBV